Libro de Reclamaciones Virtual

Bienvenidos al “Libro de Reclamaciones Virtual” de la ILP.

 

 

headerlibro01Conforme a lo establecido en el Decreto Supremo N° 042-2011-PCM. El Instituto La Pontificia cuenta con un Libro de Reclamaciones Virtual, y además podrá ubicar un Libro de Reclamaciones Físico, dentro del área de Recepción de la Institución, donde podrá formular su reclamo o queja.

INDICACIONES:

Para formular su reclamo vía web usted deberá rellenar el formulario de registro de reclamaciones, luego de ello los funcionarios encargados de darle trámite a su reclamo, podrán atenderlo correctamente.

Una copia del reclamo le será enviada de forma inmediata, al correo electrónico que usted consigne en la Hoja de Reclamaciones. De igual forma, se le remitirá la respuesta en un plazo máximo de treinta (30) días hábiles, informándole de ser el caso, sobre las medidas adoptadas por la Entidad.

Si tiene alguna duda y/o desea consultar el estado de su reclamo, por favor comuníquese con la Gerencia General de la Institució,, a la siguiente dirección electrónica: librodereclamaciones@cyber.edu.pe

 

 

 

 

Registre su reclamo

 

Diferencia entre Reclamo y Queja:

Reclamo:

Manifestación que un consumidor realiza al proveedor a través de una Hoja de Reclamación del Libro de Reclamaciones, mediante la cual expresa una disconformidad relacionada a los bienes expendidos o suministrados o a los servicios prestados. La reclamación no constituye una denuncia y en consecuencia, no inicia el procedimiento administrativo sancionador por infracción a la normativa sobre protección al consumidor.

Queja:

Manifestación que un consumidor realiza al proveedor a través de una Hoja de Reclamación del Libro de Reclamaciones, mediante la cual expresa una disconformidad que no se encuentra relacionada a los bienes expendidos o suministrados o a los servicios prestados; o, expresa el malestar o descontento del consumidor respecto a la atención al público, sin que tenga por finalidad la obtención de un pronunciamiento por parte del proveedor. La queja tampoco constituye una denuncia y en consecuencia, no inicia el procedimiento administrativo sancionador por infracción a la normativa de protección al consumidor.